Aprendiendo a vivir

Desodorantes naturales!

 Cuando entre a la edad Dorada ( Voy a mencionar así a los síntomas que sentimos cuando comenzamos la menopausia) comencé con los clásicos calorcitos, sudo bastante más de lo normal y los desodorantes no me funcionaban del todo, entonces me pregunte; que esta mal, que necesito, un desodorante y un anti transpiraste?

Estos dos productos tienen algunas diferencias importantes:

Desodorante: los desodorantes sirven principalmente para eliminar el mal olor que produce la sudoración. Por lo tanto, estos productos no están diseñados para evitar que sudemos, sino que únicamente evitarán que tengamos mal olor cuando eso sucede. La mayoría de ellos están hechos de una fragancia combinada con alcohol, además de que su efectividad es de unas doce horas. Este tipo de productos pueden ser fácilmente asimilados por el cuerpo.
Anti transpiraste: como su nombre lo indica, este tipo de productos, al contrario que un desodorante, tienen la finalidad de evitar la sudoración. Esto es posible gracias a que crea un tapón en las glándulas que secretan el sudor, generalmente con pequeñas cantidades de sales de aluminio. La efectividad de un anti transpiraste es mucho mayor a la de un desodorante, además de que tienen un efecto anti bacteriano mayor. Sin embargo, no es recomendable aplicarlo en algunas partes del cuerpo ya que puede tapar los poros.

Entonces entendí que cualquiera de los dos estaría afectándome cosa que en este momento evito y busque opciones saludables, entre ellas encontré:

Piedra de alumbre: este tipo de mineral es considerado por muchos como el desodorante natural por excelencia.
Además de evitar el mal olor, la piedra de alumbre también tiene propiedades bactericidas, astringentes y cicatrizantes. Por lo tanto, es una excelente opción para utilizarlo como un desodorante casero. Por si fuera poco, su efectividad y durabilidad es amplia.

Desodorantes artesanales, que están hechos a base de bicarbonato es un poderoso elemento para neutralizar olores, más que cualquier desodorante que puedes comprar en los mercados. Y además, es más que barato. El único problema que puede acarrear el uso del bicarbonato de sodio es que mancha la ropa de color oscuro. Pero puedes usar una poca cantidad.

Yo se lo compro a una amiga y me funciona muy bien, pero si por ahí te animas a realizarlo tu es muy fácil de hacer y te dejo la receta a continuación.






Media taza de bicarbonato de sodio
Media taza de almidón de maíz
10 gotas de aceite esencial anti bacteriano (elige entre eucalipto, lavanda o árbol de té)
Cuatro cucharadas de aceite de coco
Opcional dos cucharadas de vitamina E.
Mezcla el bicarbonato y el almidón, añade luego el aceite de coco hasta formar una pasta cremosa.
Por último, los aceites esenciales y si lo prefieres, también la vitamina E.
Guarda en un recipiente con tapa hermética y boca ancha, para que puedas colocar los dedos.

                                                 Abrazoterapia     Bea!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjame tu comentario !!